APP a fondo

Fonendoscopio

Uso en consulta

300,00 €

Los fonendoscopios digitales se caracterizan por tener una herramienta que traduce el ruido detectado en la membrana en un sonido digital que posteriormente podemos procesar y editar. Esto nos permite tener un archivo de audio en el que podemos:
1. Disminuir el ruido ambiental o por rozamiento.
2. Poder discriminar e individualizar diferentes ruidos.
3. Modificar o ajustar el volumen.
4. Comparar el patrón de sonido auscultado con patrones estándares de enfermedades conocidas. A través de este software se nos ofrecerán posibilidades diagnósticas.
5. Identificar sonidos difíciles de percibir por parte de profesionales no altamente entrenados o en pacientes concretos con auscultaciones difíciles.
6. Transmitir la auscultación a otro profesional como un dato más de la exploración del paciente o para una opinión diagnóstica.

Estas herramientas no solamente tienen una función en la clínica, sino que se pueden utilizar como elementos docentes en formación continuada de profesionales sanitarios o en grados de ciencias de la salud.
Además permiten que profesionales sanitarios con déficit auditivo puedan obtener información en la auscultación de sus pacientes.

Existen varios formatos de estetoscopios digitales:
1. Un formato similar al fonendoscopio tradicional con olivas que justo posterior a la campana (fija) posee una aparato que traduce la onda sonora de presión en un sonido digital.
2. Un pequeño aparato que permite el intercambio de campanas (adulto, pediátrica o cardiológica) y que se puede conectar por conexión directa o inalámbrica a auriculares o altavoces o a un teléfono móvil o tableta para poder registrar las características gráficas de la onda sonora digital.
En ambos casos obtenemos un archivo de sonido digital al cual se le pueden pasar posteriores filtros, modificar el volumen, acelerar o enlentecer para percibir matices de la auscultación e incluso comparar con patrones de sonido que nos ayudan a establecer un diagnóstico.
Podemos comparar este archivo con patrones estándar o con auscultaciones previas del mismo paciente para poder establecer evoluciones o modificaciones en la auscultación cardiaca.
El archivo de audio puede almacenarse o transmitirse a través de cualquier vía de comunicación a otros profesionales.

El fonendoscopio digital es mucho más eficiente ya que ofrece la posibilidad de almacenar, transmitir y aplicar filtros sonoros a la auscultación obtenida ya sea en el mismo momento de la obtención de la misma o en un tiempo posterior sobre la pista de audio.



Datos técnicos

  • Precio: 300 a 1200 €.
  • Conexiones: Bluetooth o WiFi según modelos.
  • Alimentación: Batería integrada o pilas (dependiendo del modelo).
  • Duración de la batería: Dependiendo del tiempo de conexión inalámbrica y tipo de batería. En diferentes manuales técnicos se estima entre 5 y 50 horas.
  • Sistemas de carga rápida: Según modelos.
  • Indicador de batería: Sí.
  • Indicador de modo de auscultación (membrana-campana): Sí.



José Francisco Ávila de Tomás (@joseavil)
Médico especialista en Medicina de Familia y Comunitaria