APP a fondo

Perfiles sanitarios en Redes sociales de contactos entre hombres

  • «
  • Noviembre 2018
  • »

eSalud

Gratis

Uno de los grupos de más alta incidencia y transmisibilidad del VIH son los hombres que tienen sexo con hombres (HSH). Desde hace años los contactos que se iniciaban en bares y locales específicos se han mudado a la red a través de comunidades virtuales accesibles a través de aplicaciones móviles. Aplicaciones como Wapo, Grindl, Manhunt o Scruff (por citar solo unas pocas) no permiten crearnos un perfil básico y ponernos en contacto con otros hombres para tener relaciones esporádicas en búsqueda de un sexo rápido y discreto.
Por otro lado el tipo de relaciones HSH han cambiado en los últimos años.
1. Mayor número de relaciones sin preservativo. Posiblemente inducida por el concepto de infección VIH como enfermedad crónica y no como enfermedad mortal como hace unas décadas. Existen métodos de protección químicos efectivos frente a la transmisión del VIH como la profilaxis preexposición (PreP) que no es fácilmente asequible en nuestro medio. Por ello, salvo excepciones, muchas de las relaciones originadas en esta aplicaciones son sin protección física ni química.
2. Uso de drogas en las relaciones sexuales. Con elevada frecuencia se están utilizando diferentes drogas que potencian el deseo y afectan al estado de conciencia (mefedrona “mefe”), potencian la erección (sildenafilo) o ambas (nitrito de amilo “popper”). Ilegales y en mercado negro salvo el sildenafilo aunque la mayoría del que circula en las fiestas “chemsex” sean de distribución a través de internet y de contenido no conocido.
Un muy interesante artículo, aunque del año 2015, es el escrito por Lucas de la Cal en El Mundo titulado Maratón de sexo y drogas en Chueca.

Se ha discutido mucho sobre el papel de las aplicaciones de contactos en el aumento de incidencia de infecciones de transmisión sexual en HSH en estos últimos años pero la ONU afirma que estas aplicaciones proporcionan encuentros con un actividades de muy alto riesgo de infección. Diferentes estudios en diversos entornos geográficos relacionan ambas actividades como, ”Sex on demand: geosocial networking phone apps and risk of sexually transmitted infections among a cross-sectional sample of men who have sex with men in Los Angeles County" artículo del año 2014 que tuvo repercusión en prensa escrita como el periódico The Guardian haciendo referencia a otro estudio en adolescentes asiáticos "Mobile dating apps spur HIV epidemic among Asia’s teenagers, says UN".
A partir de todos estos estudios, una de las recomendaciones de la ONU es intentar utilizar estas mismas herramientas para dar información sobre infecciones de trnsmisión sexual ya que aunque estas aplicaciones no son responsables de la propagación de las enfermedades, sí son una plataforma para encuentros sexuales anónimos, rápidos y casuales. De esta menera la ONU y el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades recomiendan “trabajar mejor con los proveedores de aplicaciones móviles para compartir información sobre el VIH y proteger la salud de los adolescentes” en una recomendación en el año 2015

La Dirección Xeral de Saúde Pública del Servizio de Saude Galego (SERGAS) dio un paso pionero en el año 2014 abriendo perfiles en dos de estas redes sociales (Wapo y Grindr) para difundir una campaña orientada a realizarse la prueba rápida de detección de VIH y prevención de transmisión de hepatitis A en relaciones oro-anales y oro-genitales consiguiendo un aumento del número de pruebas realizadas. Esta campaña se mantuvo durante 2014 hasta el 2016.

La experiencia de utilizar la plataforma de contacto para encuentros sexuales como herramienta para difundir mensajes preventivos y animar a la realización de pruebas rápidas de diagnóstico de infecciones de transmisión sexual nos parece una excelente herramienta de llegar a ciudadanos que pueden estar realizando actividades de riesgo y sirve para concienciar en un momento crucial antes o durante los encuentros de riesgo.



José Francisco Ávila de Tomás (@joseavil)
Médico especialista en Medicina de Familia y Comunitaria.