Doctoralia

Dr. Frederic Llordachs, Doctoralia



¿Cómo surgió Doctoralia?

Nos dimos cuenta de que era muy complicado encontrar médicos en Internet, por ello, nos propusimos crear Doctoralia. Comprobamos que los usuarios con Doctoralia consultaban y encontraban la información que buscaban y pensamos que podría ser de utilidad en otros países y empezamos a abrir esta herramienta fuera de nuestras fronteras (actualmente, está disponible en 21 países). El siguiente paso era hacer que los pacientes opinaran sobre los médicos. Las valoraciones que esta herramienta permite hacer a los pacientes no son valoraciones técnicas, son referentes a cómo se han sentido con el médico y si le recomendarían o no a otras personas. Estamos muy contentos porque estamos cerca de las 90.000 opiniones en España.

Después de todo esto, lo que nos quedaba por hacer era la App de Doctoralia para saber dónde encontrar al médico que queremos, de qué especialidad y poder pedir la cita online, desde el iPhone o el dispositivo Android. Próximamente con el Windows Phone podrás estar de viaje y, si necesitas un médico, un dentista o cualquier profesional sanitario es posible encontrarlo. En este momento, estamos ya en las 400.000 descargas de esta App.


¿Cómo se desarrollan y validan los contenidos de la aplicación Doctoralia?

Los contenidos de la aplicación acaban siendo un reflejo de lo que hay en la página web. Intentamos ser exigentes, en principio, no hay ningún sistema que nos diga si un médico es especialista en una técnica concreta, solo nos lo puede decir él y nosotros entendemos que nos está diciendo la verdad. Sabemos que la validación de identidades puede ser algo conflictivo, por eso, intentamos ser lo más exigentes posible.


¿Hay participación de profesionales sanitarios en el desarrollo de esta App? ¿Y de los usuarios?

Esta App nace de profesionales sanitarios. Yo soy médico y mi socio, Albert Armengol, también lo es. La participación del usuario se centra en las opiniones que dan de los médicos. Nos gustaría que en el futuro haya más participación de los usuarios, pero la función que hacen ahora no es baladí. Esto hace posible poder fiarte de desconocidos en un tema tan delicado como es la salud y eso tiene mucho valor.


¿Cree que el diseño es importante en el desarrollo de la App?

Creo que es importante, en tanto en cuanto acaba marcando que te “aburras” o no de la aplicación. Si no está bien hecho, bien montado y no tiene una lógica, la app aburre al usuario.


¿Qué aspectos cree que se podrían mejorar de manera que la App fuera más útil, tanto para el médico como para el paciente?

El aspecto mejorable más notable sería la posibilidad de que el médico a tiempo real pueda hacer cosas por detrás de la app que es algo que no hemos contemplado. Poder interactuar en igualdad de condiciones en una app por el lado del médico quizá sea una de las cosas que los usuarios hayan echado de menos.


¿Cuál es la actual aceptación de la app por los usuarios?

La aceptación de la app por parte de los usuarios ha sido bastante buena. Estamos en las 400.000 descargas que está muy por encima de nuestras expectativas. El reto principal es conseguir gente que no solo se lo descargue una vez sino que lo use. Este suele ser el gran problema de las Apps.

Dra. Susan Feitoza (Fellow en Design Health Barcelona, MOEBIO), Usuaria Doctoralia


¿Por qué decidió descargarse la app Doctoralia?

Decidí descargarme la aplicación Doctoralia tras volver a España. Había estado viviendo fuera durante muchos años y sentía la necesidad de saber cuáles eran los mejores médicos tanto para mí como para mi familia. Además, conocer la ubicación y la valoración fue de gran utilidad.


¿Cuál fue su primera impresión tras la descarga y uso?

La primera impresión fue muy buena. Tanto las recomendaciones como la información general de algunos contactos fueron un plus de seguridad para mí.


¿En qué sentido cree que la efectividad de Doctoralia podría mejorarse?

Creo que el punto fuerte de la aplicación sería que hubiera más recomendaciones y opiniones de los usuarios para ayudar a los demás usuarios.


¿Consiguió lo que esperaba de la app Doctoralia con facilidad? ¿Le parece una app intuitiva y fácil de usar y comprender?

Sí. La verdad es que Doctoralia es una aplicación muy intuitiva y fácil de usar.


¿Considera que la participación de profesionales en el desarrollo de Doctoralia es importante al tratarse de una app médica?

Creo que sí que la participación de los médicos es importante, aunque también considero que es más importante la opinión y experiencia del usuario final, ya que estos darán las claves de lo que necesitan y podrán mejorar la aplicación, ajustándola a sus necesidades.


¿Confía en la información que esta app aporta al usuario?

Sí, he podido comprobar que los médicos registrados estaban oficialmente titulados por el Estado. Por lo tanto considero que es una información veraz.


¿Cómo utiliza, en el presente, la aplicación Doctoralia?

La aplicación me fu muy útil a mi llegada a España para localizar los médicos necesarios. Aunque ahora la uso menos porque ya tengo los especialistas localizados, siempre me será de utilidad si necesito contactar con algún otro médico.


¿Ha sentido que esta app facilite, en algún sentido, la gestión del día a día en la búsqueda del profesional sanitario?

Sí, muchísimo en el sentido de la búsqueda rápida y detallada de contactos con el especialista médico necesario en cada momento. Los detalles de contacto son amplios.


¿Cómo ve el futuro de Doctoralia?

Queremos consolidarnos los países en los que somos fuertes como en toda Latinoamérica, España, parte de Europa y Australia. Por otro lado, estamos pensando también en otras mejoras y nuevos desarrollos.


¿En qué sentido cree que esta app supone una mejora importante para el día a día de los usuarios?

Los pacientes tienen la opción de encontrar al profesional sanitario que buscan sin preguntar al vecino o a su familia y en una localización que le viene bien. Doctoralia no es más que un reflejo de lo que está pasando, es decir, la sociedad está utilizando los móviles para encontrar oportunidades y soluciones. En el sector sanitario no tiene por qué ser diferente.


¿Cree que Doctoralia cubre las necesidades de los usuarios?

Yo entiendo que sí. Si no fuera así, la gente no lo descargaría. De hecho, la Sanidad pública está imitando iniciativas como la nuestra, creando apps con las que el paciente puede pedir cita directamente. Iniciamos una línea en España, fuimos pioneros en pedir citas online, pero es más importante lo que hay detrás, es decir, que los pacientes están volviendo a tener “poder” en vez de ser meros usuarios del sistema.


¿Cuáles son los próximos pasos en el desarrollo de la app? ¿Se va a dar algún paso más en la expansión internacional?

Hasta ahora nos hemos centrado en países afines, pero aún no nos hemos centrado en países como Estados Unidos. Hay mucho interés por parte de los profesionales sanitarios en Internet, pero también hay miedo y rechazo al cambio.